Pasa el tiempo sin darnos cuenta, y estamos tan habituados a la vida y al presente, que resulta difícil entender que somos los mismos de ayer... o más bien somos nuestros recuerdos, somos incertidumbre, volubilidad, invención en constante movimiento.

Nuestros recuerdos nos conforman, nos moldean, nos transforman en tanto tenemos memoria o en cuanto apelamos al olvido. Entiendo mi presente, el instante que habito, gracias al recuerdo, a la reconstrucción que hago del mismo, a la omisión o exaltación de los detalles, a los silencios, los silencios, los silencios...

Comentarios

Entradas populares